Jump to content

Una inesperada primera vez


John Frusciante

Publicaciones recomendadas

Recuerdo esas épocas de escolar en un cole estatal hasta las webas, mis compañeros era gente que me demostraba porque Alan volvió a tener un segundo gobierno, debido a ello yo no pasaba mucho tiempo con ellos, tenía amigos mayores que fueron los que terminaron de desencadenar mi yo putero, pero esas son historias para otro relato. 

Bueno yo era el típico alumno que a pesar de no esforzarme, me iba bien en los exámenes, faltaba era vago y me juntaba con la delincuencia porque algunos eran mis amigos de años. En fin hubo un día que una profesora empieza a designar grupos de 2 para hacer un trabajos, me asignó con una compañera que era una persona estresante, no por su falta de conocimientos para el lugar donde nos encontrabamos era que me parecía estresante y le dije si me podía cambiar de grupo, como que si disgusto por mi actitud por lo que me pidió conversar luego. Cómo era la tutora me pidió que la ayudará con sus cursos y me amenazó que me podía jalar porque no tenía cuaderno al día (yo en mi mente: "ya perdí"). Vamos a ponerle un nombre ficticio Ana.

En fin fuí a su casa porque de pasada éramos vecinos, pero no nos hablábamos tanto porque su familia era algo botada. Llegué y todo tranqui los primeros días no había plan de nada, ella no era un mujeron, es más me causa gracia porque usaba la típica ropa que engaña los ojos de los mortales (pero en el fondo tenía su cuerpito). La describiré en principio como alguien que solo quería encajar en dónde estaba, pero en ese tiempo era tranquila debido a que la cuidaban, pero en clases era una oveja fingiendo ser loba, se le veía en plan de llamar la atención. 

Mientras avanzabamos el trabajo me di cuenta que fingía con los demás, en su casa era súper amable, me prestaba atención a lo que quería hacer, de a pocos me di cuenta que había más confianza entre nosotros, en eso fue que me pidió que la ayudará en mate, porque tenía miedo de jalar y yo le dije que normal, pero que me ayudara a hacer otros trabajos como maquetas o papelotes para expo que me daban flojera hacer. Recuerdo que no le dije a nadie que iba regularmente a verla porque era un idiota, solo mi mejor amigo se di cuenta de ello.

Recuerdo que a medida que iba ella se arreglaba un poco más y yo me decía: "fea no es". Se lo comenté a un amigo mayor y me dijo que note las señales y le apliqué. Bueno ya teníamos más confianza ella a veces me decía que me quedé a almorzar cuando no había nadie en su casa porque no le gustaba comer sola. Bueno todo tranqui porque yo era Gil para notar las indirectas, hasta que un día que me quedé a comer ella se alistaba para ir al cole porque era turno tarde y me di cuenta que dejó la puerta de su habitación semiabierta, la vi cambiarse y me quedé atónito porque se veía bien. Ana me miró y yo me hice el webon mirando para otro lado. Pero pude notar que no se disgusto ni se palteo, sino que tenía una risa pícara que me invitaba a soñar, bueno ya tenía más motivos para seguir enseñándole.

Esa rutina termino un día que justo tocaba educación física, se puso ese uniforme entalladito, no aguante y le robe un beso palteado. A lo cual Ana me dió un chape de aquellos (en ese aspecto me tenía ventaja). Bajaba mi mano por todo su cuerpito y no tenía resistencia, seguiamos agarrando en ese plan un par de semanas, hasta que me dijo el clásico: "que somos". Yo le dije que enamorados porque me gustaba seguir así con ella y no quería fregar el plan. Bueno seguimos en ese plan de agarres en su casa, yo le pedí que no dijéramos nada en el salón porque eran muy jodidos, sorprendentemente ella me dijo que estaba bien. Bueno seguíamos agarrando en su casa, pero ella ya empezaba a sentir la pegada, yo me dije que en besos y toqueteos no debía quedar. Le pregunté si ya había tenido relaciones antes y me dijo que no, salía con chicos mayores que parecía que solo la buscaban para quitarle el tesorito, pero sorprendentemente no se dejó. Recuerdo que Ana me dijo que podíamos dar el siguiente pero que debíamos cuidarnos y todo eso, pues yo empecé a leer sobre métodos anticonceptivos y esas cosas para no fregarla (recuerdo que le pedí condones a un amigo, porque hasta me deba palta ir a comprar).

Y llegó el gran día del estrenó, recuerdo que fuimos a su cuarto la empecé a besar de manera desenfrenada, no decíamos palabra alguna, iba bajando a su cuello y notaba que ahora todo era diferente no se retraía, le quite su polito y un poco más le arrancó el brasier para empalagarme con esos limoncitos marrones divinos, que no dejaba de lenguetear, fue la primera vez que ella no tenía que enseñarme y estábamos descubriendo cosas juntos le quite el shortcito que traía y seguía dándole besos en todo el cuerpo, le baje ese calzoncito, pude ver qué escondía esa tímida y joven papita que no tenía mucho bello, yo estaba totalmente fierro. La tenía echadita en la cama, esperandome a mi torpemente ponerme el condón, estaba listo para entrar y comencé, su carita mordiendose los labios y conteniendo la respiración no tiene precio, todavía no entraba completo, la besé para tranquilizarla y le dije que todo estaría bien, asintió con la cabeza y terminé de entrar y sentía que mi quemaba algo en esa parte, estaba muy ajustado (todo era diferente a la paja), senti mi espada mojada, pero no mi importo se apoderó de mí una bestia y comencé a darle sin piedad, no se porque pero estaba enajenado yo seguía moviendo mientras la besaba para que no gritara, recuerdo que sentí que ya me venía y la trate acomodar al borde de la cama, ví un rastro de sangre y a mi muchacho algo manchado. La puse de piernas al hombro y me volví otro, escuche sus gritos pero yo estaba en otro mundo, sentía que me apretaba mas y ella me pedía que porfavor acabará le dolía, yo seguí hasta que ya no pude y salieron los hijos negados, salí de ella nos besamos, seguimos recostados y el tiempo me pareció infinito después de consumar nuestro acto, yo seguía anonadado en su cama y ella apoyada sobre mi pecho, en ese momento me di cuenta que le salieron algunas lágrimas.....

Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Crear una cuenta o conéctate para comentar

Tienes que ser miembro para dejar un comentario

Crear una cuenta

Regístrese para obtener una cuenta nueva en nuestra comunidad. ¡Es fácil!

Registrar una nueva cuenta

Conectar

¿Ya tienes una cuenta? Conéctate aquí.

Conectar ahora
×
×
  • Crear nuevo...