Jump to content

MI AVENTURA CON MILF 2


peperoni85

Publicaciones recomendadas

Continuando con mi relato anterior, luego del encuentro que se dio con Tatiana el d√≠a del aniversario del trabajo, las cosas resultaron un poco extra√Īas, pues si bien ella me trataba con naturalidad frente a los dem√°s, ya me hab√≠a mandado una amenaza algo extra√Īa¬†al exigir que la compense de alguna forma por los moretones y se√Īales que le deje en la piel; sin embargo, no sucedi√≥ nada¬†por ¬†un par de semanas, sin mayor contacto que el de un cruce de miradas, cuando ella o yo nos observamos mutuamente hablar con otras personas del trabajo. As√≠ estuvimos por ese par de semanas, debo aceptar que esa situaci√≥n era bastante divertida, pues era como guardar un secreto en el que ambos nos cel√°bamos, pero no pod√≠amos hacerlo evidente ante nadie, ni entre nosotros (ni siquiera nos mand√°bamos mensajes por wasap).

Hasta que un jueves de la tercera semana, sin que hubiere pasado nada extraordinario un d√≠a en la ma√Īana me percato que Tatiana no hab√≠a llegado a la oficina, por lo que me animo a escribirle para saber si todo estaba bien, ese fue mi error, ella me contesta que todo estaba bien, solo que como la compa√Ī√≠a le deb√≠a d√≠as de vacaciones, hab√≠a decidido tomar un d√≠a para hacer compras y organizar un viaje con unas amigas, entonces le dije a donde iba a viajar y me dice que al sur a unas playas y que le faltaba una ropa de ba√Īo, por eso ten√≠a que comprar de una vez la ropa que le faltaba, pues al d√≠a siguiente ten√≠a que salir lista desde la oficina.

En ese momento se me volvi√≥ a calentar la cabeza y sin pensarlo mucho, le dije que me mandara las fotos de su ropa de ba√Īo puesta para dar mi opini√≥n, luego de algunos minutos me comienzan a llegar fotograf√≠as de ella con diferentes ropas de ba√Īo, debo reconocer que Tatiana tiene todo en su lugar, a√ļn tiene ese abdomen plano y las piernas muy bien torneadas; al final la calentura de las fotos y los mensajes nos llevaron a recordar lo que nos hab√≠a pasado y que a√ļn le deb√≠a una especie de compensaci√≥n. Esto sin embargo no llego a buen puerto, pues ella me dec√≠a que me vaya con ella y sus amigas al sur, algo que era imposible claro est√°, pues no me puedo escapar de buenas a primeras y dejar a mi esposa sola en la ciudad, por lo que ella se despidi√≥ con unos emoticones de pena y acto seguido comenc√© a borrar todas las fotos y conversaciones de mi celular. ¬†

Al d√≠a siguiente ni bien me estoy alistando para salir al trabajo, y cuando estoy por subir al carro, me comienzan a llegar notificaciones la celular, eran nuevas fotos de Tatiana en ropa de ba√Īo en lo que al parecer seria su cuarto, haciendo algunas posiciones muy sugerentes, como aquellas que hicimos el d√≠a de nuestro primer encuentro, sin embargo por la premura del momento solo atine a ponerle un emotic√≥n de sorpresa y darme prisa en salir (no pod√≠a pelearme con alguien que manda fotos tan sugerentes al celular de alguien casado). Por lo que, entre excitado y molesto llegue a la oficina para hablar con ella, pues tatiana sabe muy bien que no puede hacer eso, sobre todo si sabe que a esa hora a√ļn podr√≠a estar en mi casa, as√≠ al llegar a la oficina no la encontr√©, por lo que le volv√≠ a escribir a su celular, contest√°ndome despu√©s de mucho rato que estaba ocupada, pues el gerente le hab√≠a pedido mucha informaci√≥n antes de llegar al trabajo y que quiz√°s llegue para la hora del almuerzo todav√≠a, pregunt√°ndome si me hab√≠an gustado las fotos, yo solo le dije que mejor habl√°ramos cuando ella legara. ¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†

Ese d√≠a entonces aproveche la situaci√≥n, sab√≠a que todos los √ļltimos viernes de cada mes, los chicos de la oficina se re√ļnen para ir juntos a alg√ļn nuevo restaurante y se toman su tiempo a la hora del almuerzo para chismosear de diferentes cosas, asisten los m√°s alegres incluida Tatiana; sin embargo yo ya sab√≠a que ese d√≠a ella hab√≠a estado realizando unas diligencias fuera de la oficina durante toda la ma√Īana y que apenas acababa de llegar de la calle con un mont√≥n de cosas para su viaje, as√≠ que se iba a demorar pues deb√≠a enviar por correo toda la informaci√≥n consolidada que hab√≠a estado recolectando durante el d√≠a y que seguro tambi√©n querr√≠a hablar conmigo sobre lo de la ma√Īana; yo hab√≠a estado comiendo durante toda la ma√Īana, as√≠ que no ten√≠a hambre y decid√≠ no salir a almorzar y esperar.

Así llego la hora de almuerzo, la gente comenzó a juntarse y hablar del lugar donde iban a ir, sin embargo vi que cuando algunos se acercaron a Tatiana ella como que se excusaba sin levantarse del escritorio y seguía prendida de su computadora. Pasaron como 10 minutos y vi que ya no quedaba nadie en la oficina, excepto por Tatiana y un incesante sonido del teclado de su computadora.

Entonces decid√≠ salir de mi oficina y me acerque con mucha naturalidad, pero sin ser muy evidente, le dije que estaba saliendo a almorzar y si me quer√≠a acompa√Īar para conversar, ella me vio y como dudando dijo que a√ļn le faltaban unas cosas por terminar, que si la pod√≠a esperar, yo asent√≠ con mucha tranquilidad y me sent√© en el escritorio del costado observ√°ndola como escrib√≠a con mucha prisa. Yo para hacer tiempo comenc√© a revisar las ultimas fotos que me hab√≠a enviado y se me comenz√≥ a calentar la cabeza, vi que no hab√≠a nadie en la oficina, as√≠ que me levante y me acerque por la espalda muy r√°pidamente, comenc√© a frotarle los hombros para relajarla, dici√©ndole c√°lmate sino vas a hacer un muy mal trabajo y no quiero que te boten por andar de apurada, adem√°s no quiero dejar de recibir esas fotitos tuyas, d√©jame que te ayude a relajarte; ella comenz√≥ a re√≠r de forma muy nerviosa, pero luego dijo, lo s√© pero debo entregar esto con mucha urgencia, aun no almuerzo y tus manos no me dejan concentrarme.

Sin embargo, mientras me decía eso mi pene ya estaba que se quería salir de mis pantalones, así que mientras insistía con los masajes y mientras Tatiana aun sentada movía el cuello como tratando de hacer que mis masajes hagan efecto, le pegue mi paquete a un lado de su espalda y lo frote contra uno de sus brazos. Ella, reacciono muy rápido, me quito el brazo y me dijo con una voz muy suave, ten cuidado por favor que alguien puede entrar y trato de seguir escribiendo, yo no le hice caso y me agache para robarle un beso antes de que diga algo más, ella me correspondió con un beso recontra caliente, pero volvió a alejarse y me repitió que nos podían ver y comenzó a sonrojarse.

En ese momento se me nublo la mente, me acerque a ella y la agarre del pelo tirando con fuerza hacia abajo para hacer que su mirada se fijara en el techo (dio un peque√Īo quejido por el tiron), as√≠ entonces, pude tener sus labios a mi disposici√≥n y comenc√© a besarla, en ese mismo movimiento met√≠ la mano que ten√≠a libre dentro de su blusa para poder gozar de sus tetas, ella en un acto reflejo puso sus manos sobre mi brazo, pero solo pudo detenerlo en la misma posici√≥n, por lo que yo segu√≠ apret√°ndole las tetas y sus pezones mientras con mi boca le recorr√≠a su lengua, labios y cuello que se encontraban completamente inmovilizados. En ese momento ella dec√≠a sin mucho esfuerzo, que por favor me detuviera porque alguien pod√≠a entrar, pero seguidamente cerraba los ojos y dejaba que la siguiera manoseando, que la besara y le mordiera el cuello.

Así, en la posición en que la tenía y con ella completamente excitada, le solté el pelo y con la mano libre y sin que ella se diera cuenta me baje la bragueta y solté mi pene, estaba todo rojo y soltando jugos de tanto que le manoseaba las tetas. Entonces, me incorpore y aproveche que ella seguía sentada, para llevar su cara hacia mi pene a punto de explotar, ella al darse cuenta que lo tenía afuera, como que se asustó y puso cara de sorpresa, dudo al ver como se escurrían los jugos por la cabeza, levantando la mirada con suplica y diciéndome en voz baja (pero aceptando lo que iba pasar), por favor no sigas que puede entrar alguien.

A mí no me importo, en ese momento la agarre de la cabeza con una mano y con la otra el tronco de mi pene, y se lo comencé a frotar con sus labios, primero ella no quería, cerraba la boca, tratando de decir algo al mismo tiempo y quería mover la cabeza a otro lado, pero apenas puse un poco de fuerza mientras frotaba mi pene a sus labios, ella sola comenzó a abrir un poco más los labios, después de dos intentos más, ella abrió por completo la boca y sentí como su lengua comenzaba a jugar con la cabeza de mi pene, entonces ella misma comenzó a chuparlo y saborearlo mientras entraba y salía de su boca, yo comencé a excitarme más y a metérselo con más velocidad, como si su boca fuera su conchita, ella sintió la velocidad y trato de controlarme agarrando ella misma el tronco de mi pene, entonces comenzó a manejarlo todo ella, me comenzó a pajear y darle chupadas rápidas con bastante saliva ala cabeza, empujo un poco hacia atrás su silla y cogiéndome de la cintura me coloco entre su escritorio y ella, así ella misma con sus manos comenzó a mamarla como nadie nunca me lo había hecho, se metía todo el tronco hasta atorarse y me miraba a los ojos mientras lo hacía, estuvo así por mucho rato, haciéndome unas buenas pajas mientras ella se chupaba y tragaba todos los jugos que se me salían.

Despu√©s de un rato yo ya no pod√≠a aguantar m√°s y le dije que estaba por venirme, pero ella no dijo nada, solo cerro los ojos y me comenz√≥ a succionar con m√°s fuerza y rapidez, haciendo sonar los labios mientras me chupaba las bolas (perdi√≥ la verg√ľenza por el lugar en donde est√°bamos); en ese momento yo ya no pod√≠a aguantar, as√≠ que sin decirle nada, la sujete con ambas manos la cabeza y empuje mi pene lo m√°s profundo que pude en su boca mientras sent√≠a que la leche estaba por salir, ella como que se atoro y se ahogaba con el empuj√≥n, y mientras trataba de meterle hasta las bolas en su garganta, comenc√© a soltar toda la leche, ella intentaba soltarse y me comenz√≥ a jalonear la camisa, d√°ndome golpecitos para poder soltarse, pero ten√≠a bien agarrada su cabeza con ambas manos, entonces me vine directamente en toda su garganta, no s√© cu√°nto duro pero fueron cuatro o cinco descargas que solt√© directamente en el fondo de su garganta, ella intentaba zafarse y al mismo tiempo trataba de engullir toda la leche para no ahogarse, as√≠ estuve por unos segundos de lo que para mi hab√≠a sido la mejor mamada que me hab√≠an dado en mi vida (Tatiana es mucho mayor que yo y seguro ha ganado mucha experiencia con el marido y cualquier otro pata que ya habr√≠a pasado por ella), sin embargo, al parecer para ella el momento en que la sujete y me vine en su garganta fueron una eternidad, porque apenas la solte, ella me dio un golpe en el pecho y comenz√≥ a toser y a respirar muy agitada sin poder hablar, al verla a los ojos me di cuenta que estos estaban rojos, con peque√Īas lagrimas que se le sal√≠an y con saliva que escurr√≠a de las comisuras de los labios (seguramente tambi√©n leche); una vez que ella termino de calmar su respiraci√≥n, comenz√≥ a acomodarse la blusa y a engullir la saliva que se le estaba escurriendo por los labios, mientras se acomodaba. En ese momento ella no dec√≠a nada, solo miraba al piso mientras se arreglaba, sin embargo, luego de limpiarse y acomodarse de forma que se viera decente, ella levanto el rostro y con una mirada de odio me dijo, eres un idiota, porque me haces sent√≠ que me iba ahogar, no te diste cuenta que me quer√≠a soltar, en ese momento intente abrazarla y calmarla, pero de un empuj√≥n ella me dijo, ni se te ocurra volver a tocarme, si no le digo todo a tu mujer y por favor l√°rgate de ac√° que no voy a ir a ning√ļn lugar contigo ni a conversar ni hacer nada.

En ese instante me fui a dar una vuelta, luego de que se me pasara la calentura y meditar lo que paso, recordando la cara de furia de tatiana comenc√© a sudar frio, pues ten√≠a dos ideas metidas en la cabeza, primero pens√© en que pasar√≠a si Tatiana estaba en verdad molesta y buscaba la forma de contactar con mi mujer y decirle todo, me cagaba la vida eso obviamente me palteaba, y segundo, que pasa si Tatiana esta tan molesta, que si bien ya no busca a mi mujer, simplemente ya no quiere seguir con esto, esto me preocupaba, pues conforme a lo que ven√≠a pasando, era evidente que a ella le gustaba tirar y no le importaba que fuera casado, ella ten√≠a un potencial √ļnico, pues no pensaba en dejar tremendo mujeron despu√©s de un solo polvo y sabiendo todas la cosas que me gustar√≠a hacerle. ¬†¬†

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Crear una cuenta o conéctate para comentar

Tienes que ser miembro para dejar un comentario

Crear una cuenta

Regístrese para obtener una cuenta nueva en nuestra comunidad. ¡Es fácil!

Registrar una nueva cuenta

Conectar

¬ŅYa tienes una cuenta? Con√©ctate aqu√≠.

Conectar ahora
×
×
  • Crear nuevo...