Jump to content
BrujoDeLosAndes

Una mujer de mi recuerdo

Publicaciones recomendadas

BrujoDeLosAndes

Ella era Luisa, una chica técnica enfermera de la marina que recién había conocido. Siempre solíamos conversar por wapp de tonterías que nos habían ocurrido durante el día, fue así que pasada un mes de tanto texto decidí invitarla a salir. Recuerdo que fue un día viernes donde nos citamos en el Real Plaza de Tacna, echamos un vistazo a la cartelera y entramos a ver una película. Terminada la función salimos y nos fuimos directo a Rustica que se encuentra en ese mis recinto, pedimos al de comer y beber, entre risas y coqueteos, ya por las rondas de tragos que habíamos bebido la conversación se tornó algo más roja y ella mucho más cariñosa comenzó acercarse más, hasta que di el primer paso, jugué un momento con su cabello y acerque mis labios a los suyos siendo estos correspondidos, nos miramos y solo atinamos a reírnos...bailamos, bebimos y cantamos hasta que nos miramos y decidimos ir a otro lugar. Yo vivía a quince minutos, salimos a tomar un taxi cuando de pronto su celular comenzó a sonar varias veces, a la primera ella no contesto pero fue que ante la insistencia tomo la llamada. Se puso seria y se alejó un poco de mi para poder conversar, atine a prender un cigarrillo y ver los ademanes de discusión que hacía a los lejos. Terminó la llamada, se acercó y me dijo que tenía que volver a su casa. Tomamos el taxi y la lleve, ya en la puerta nos volvimos a dar un beso nuevamente, me dijo que lo lamentaba y que había pasado noche genial.

Al día siguiente decido escribirle y preguntar como estaba, la note algo esquiva en cada palabra que decía, en ese momento no dije nada. Ya más tarde, tomo el teléfono y veo que tengo varias líneas de texto que fueron eliminadas por ella, le pregunte que pasa y me dijo que si nos podíamos reunir a conversar, dije que sí y coordinamos la hora y lugar. Ella llegó y me da una pequeña bolsa, eran chocolates, afligido di un suspiro y espere comiendo lo que tenía que decir. Me contó que él de la llamada era su ex novio, la llamaba para contarle que logró su traslado a Lima y que, después de ocho meses iban a poder estar juntos nuevamente, y que solo esperaba que ella decidiera volver con él para hacer efectivo el traslado. Se disculpó varias veces conmigo, que no era su intención por esa situación, pero sentía la necesidad de contarme la verdad ya que tenía pensando alejarse completamente para poder retomar su relación. Termine de comer el ultimo chocolate, asentí la cabeza y agradecí el gesto, le dije que no se preocupara. Me abrazó, nos besamos y nos despedimos para siempre.

Pasaron los días, y una noche me escribe y me dice que por favor valla a su casa. No hice más preguntas y tome un taxi. Llegue, ella estaba en piyama o eso es lo que me dijo, un bividí blanco y un pequeño shorts que me hacían pensar lo mejor. Me acerque y me invito a sentarme en su escalera, conversamos de tonterías, entre ellas que había aceptado volver con su ex y que llegaba mañana, cambie de conversación y de pronto me dijo para acompañarla a su sala, pregunte que si había alguien más en casa, ya que no quería incomodar, me dijo que no y que por eso me había llamado, sonreí. Prendió la luz para subir y pude ver que no traía brasier, se notó a plenitud aquellos lindos senos que tenía, cerré los ojos y pestañee un  par de veces hasta que comenzamos  a subir, me dio la espalda y en eso que subíamos logre notar que tampoco tenía puesta ropa interior, intente no tener malos pensamientos pero era imposible. Llegamos, cerró la puerta y al oído me dijo: “Terminemos lo que nunca comenzamos”, me beso y la bese desenfrenadamente, mis manos recorrían todo su cuerpo, atine a levantar aquella blusa y besar sus senos mientras oía que su respiración se agitaba, le baje el shorts y efectivamente no traía nada, subí la mirada  y me sonríe. Hasta ahora lo recuerdo, olía a aloe, le hice levantar una pierna y comencé besar su sexo mientras ella se retorcía, me levante y le hice dar una vuelva recostada al sillón, agarre su cabello e introduje mi miembro de un solo golpe, escuche como si un globo de agua reventara. Ella gemía y yo aceleraba, ella decidió tomar el control, me beso y se arrodillo, agarro mi miembro y se lo introdujo a su pequeña boca, hizo recostarme en el sillón y ella subió encima de mí, sentía como mi entrepierna se mojaba por sus fluidos mientras escuchaba como aplaudían nuestras pieles a razón de cada sentón que ella daba. Yo ya no podía aguantar, y ella tampoco ya que fue acelerando el ritmo, intente aguantar lo más que pude pero cuando ella dio un gran suspiro y cerró las piernas, sentí como ella absorbía una parte de mí. Nos abrazamos, me mantuve callado hasta que dijo: “Me hubiera gustado conocerte hace años, te voy a extrañar”. Nos alejamos, nos cambiamos y me despidió en la puerta. Mientras me alejaba me percato que me había bloqueado al wapp, entre a ver en otra aplicación y también bloqueado, volteé y ya no estaba. Llegue a casa y me recosté pensando en lo que habíamos hecho, no voy a negar que en ese momento y que los días posteriores la extrañé, pero así como ella también decidí olvidar. Nunca más la volvía a ver después de esa noche, tiempo después intente buscarla pero nunca tuve resultados, es como si no hubiera existido.

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Join the conversation

Puede publicar ahora y registrarse más tarde. Si tiene una cuenta, iniciar sesión para publicar con su cuenta.

Guest
Responder a este tema...

×   Pegar como texto enriquecido.   Restaurar formato

  Sólo se permiten 75 emoji.

×   Tu enlace se ha incrustado automáticamente..   Mostrar como un enlace en su lugar

×   Se ha restaurado el contenido anterior.   Limpiar editor

×   No se pueden pegar imágenes directamente. Carga o inserta imágenes desde la URL.


×
×
  • Crear nuevo...