Jump to content

Con La Secre Del Inglés


arrobaa
 Share

Publicaciones recomendadas

Buenas hermanos, hoy le contaré como por primera vez me comí a una secretaria.

Hace 1 año, cuando tenía 18, estaba estudiando para sacar el TOFEL. Para esto me suscribí en una casa de estudios de Ingles, le digo casa de estudios (y no instituto) porque realmente era una casa de 2 pisos donde pocas personas iban a estudiar inglés.

 

La primera vez que fui, al tocar el timbre me abre la puerta una flaca hermosa, ella era bien blanca, casi nieve, de ojos bien grandes y una cara bien atractiva. Media aproximadamente 1,70, sus tetas eras medianas y un culo, si bien no era voluptuosos estaba bien formadito. Cuando la vi me quedé paralizado, tiempo que no veía a una mujer tan hermosa, era al mirarme se rio y como que se sonrojó. Finalmente reaccioné y le dije que iba para estudiar inglés y me dejó entrar.

 

Así empezaron a pasar los días, cada vez que salía de las clases ella me miraba sonreía coquetamente, yo se lo devolvía y me iba. Un día, estaba dando un examen y ella era la encargada de entregarme las hojas, cuando das exámenes en esa casa, te dan un cuarto solo para ti, por lo que cuando ella me entregó la prueba aproveche y, cuando se estaba yendo, le pregunte si le gustaba el chocolate, ella rápidamente cerró la puerta me mira y me dijo que le encantaba, ni loco en prima le dije para salir a un café después que termine de trabajar para probar la mejor torta de chocolate que he probado, ella acepto.

 

Así comenzó nuestra relación, siempre salíamos al cine, al teatro a hueviar, pero nunca pasaba nada más que chapes. Finalmente, después de estar 2 semanas juntos ella me invitó a su departamento para conversar y ver una película en su sala, como siempre fui sin pensar que iba a pasar algo más. Entre a su depa me senté en el sillón vimos la película; ya eran las 11 de la noche, entonces me preparo para ir y ella me dijo que me quede un rato más y que la espere que tiene que ir al baño.

 

Cuando sale, ella estaba vestida de solo lancería, ella se acercó lentamente y nos comenzamos a besar apasionadamente, ella se sentó en sima mío, y me dijo que le quite sus bracier, al hacerlo puede apreciar sus hermosos senos, era bien blanquitos y duritos con un pezón rosadito. Acerque mi cara y se los empecé a besar y a succionar como si quisiera que salga leche de ellas. Finalmente se paró y me quitó el pantalón, mi compañero fiel ya estaba hecho un fierro, con su mano lo empezó a agitar y yo metí mi mano sobre su calzón y le empecé a sobar su vagina. Así estuvimos 10 minutos hasta que le pregunte si por casualidad ella había comprado un condón, ella se rió y me dijo que estaba preparada y que en su cuarto justo había comprado uno. La cargué y besándonos la llevé a su cuarto. Ella me puso el condón con su mano y se puso en cuatro para que se la mete. Me preparé y despacio se la comencé a meter y ella empezó a geminar, su gemido me excitaba porque no era nada fuerte pero tampoco muy despacio, era como si ella estaba disfrutando la metida incluso mucho más que yo.  En eso le doy la vuelta y le empecé a sobar su clítoris y ella, con los ojos cerrados y mordiendo un poco su labio inferior sonreía. Aproveché esa ocasión y trate de sopearla, pero me dijo que no le gustaba, que prefería que se la meta, pero como ya estaba cerca de terminar la convencí de que me deje hacerlo y que si lo le gustaba me avise y se la volvía a meter. Ella acepto y con mi lengua empecé a presionar su clítoris, y con don dedos se los metía y sacaba en su vagina siempre presionando la parte superior de su vagina. A la flaca parece que le encantó porque empezó a moverse lentamente y con una de sus manos me empezó a presionar y rascar un poco la cabeza. Así estuve como 15 minutos hasta que ella tuvo su primer orgasmo, en eso intenté que ella chisguetee, pero no me ligó, aun así, mientras trababa ella tuvo un segundo orgasmo. Finalmente me eché y le dije que ahora ella tenía el control, estaba esperando me la chupe pero no lo hizo, en vez de esos se sentó en sima mío y con sus ojos siempre mirando los míos dirigió mi arma hasta su cueva y nuevamente empezó el coito. Como yo estaba demasiado excitado no aguante más de 5 minutos más y terminé. Nos besamos un rato más, nos fuimos a bañar y saliendo me dijo para quedarme a dormir, yo acepte pero, a pesar que trate toda la noche, mi arma no se quería parar, estaba muy agotado, así que dormimos juntos y a la mañana siguiente nos dimos un mañanero.

 

Así estuvimos 8 meses hasta que empezamos a tener problemas de parejas y poco a poco dejamos de tener sexo hasta que terminamos. Siempre la recordare y le deseo lo mejor.

 

Bueno hermanos, espero que les haya gustado mi historia.

 

Arrobaa

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Crear una cuenta o conéctate para comentar

Tienes que ser miembro para dejar un comentario

Crear una cuenta

Regístrese para obtener una cuenta nueva en nuestra comunidad. ¡Es fácil!

Registrar una nueva cuenta

Conectar

¿Ya tienes una cuenta? Conéctate aquí.

Conectar ahora
 Share

×
×
  • Crear nuevo...