Jump to content
Conéctate para seguir esto  
pompeyo

Debut con mi prima

Recommended Posts

pompeyo

Esta es mi historia, paso en mi adolescencia, resulta que tenía una prima que vivía por villa el salvador, por lo qué la veía solo 2 veces por mes, aun eramos  puber cuando ella empezó a exitarme. Un día nos regalaron a todos unos carritos tipo hotwheels, yo ya estaba saliendo de mi etapa de jugar con esas cosas pero ella me dice para jugar, como era verano, estaba con su vestido que al sentarse en el suelo veía su calzon celeste de dibujos ya me estaba ganando, me dice que si tenía buena puntería a lo que le responde que más o menos, lo que pasó después me dejó boquiabierto, me dijo te doy un sol si le das a mi vagina, se bajo el calzón con sus bellos castaños dejando ver toda conchita, logré atinarle con el juguete recién al quinto intento. Después me dice ahora me toca a mi, muéstrame tu pensé, me lo saque y seguimos jugando así por media hora. 

En otra oportunidad, cuando ya estabamos por sacar la boleta militar, vuelve a venir a mi casa pero estaba vez se iba a quedar a dormir ya que nuestros padres debían ir a un matrimonio, vino con su hermano 6 años menor, empezamos a jugar ludo con el menor le ganamos, se arrebató y se fue a la sala, mi prima en tono de broma me dijo adivina de que color es mi calzón, si adivinaba a la primera le podría tocar el culito, por decir cualquier cosa atine, sorprendida me dijo ganaste puta madre, se bajó el cierre enseñando el verde de su ropa interior, yo le digo no veo bien, palabras mágicas!! Se bajo el pantalón, le bajo el calzon, me bajo el pantalón al toque y como fue mi primera vez la tira al suelo penetrandolo en una, mi prima dio un grito, sentía las pisadas de su hermano me logré subir el lompa pero él se gano que su hermana estaba sin calzon, tuvimos que pagarle 20 lucas al chibolo para que se quede callado. 

 

Después de eso cada vez que nos veíamos nos metíamos a baños o cuartos a tirar, no hacíamos muchas poses solo se la metía, lo que me parecía raro era que se dejaba hacer de todo (penetrarlq o de dedearla), por adelante o atrás pero no quería que le toquen las tetas. Incluso un día qué vestía una falda larga se bajó el calzon y como jugando se la metí en uno de las bancas de un parque de lince. 

Así estuvimos en toda nuestra adolescencia hasta que dejamos de hacerlo sin decir nada, solo que ambos sabíamos que no ibas a seguir haciendo esos "jueguitos" 

 

 

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Crear una cuenta o conéctate para comentar

Tienes que ser miembro para dejar un comentario

Crear una cuenta

Regístrese para obtener una cuenta nueva en nuestra comunidad. ¡Es fácil!

Registrar una nueva cuenta

Conectar

¿Ya tienes una cuenta? Conéctate aquí.

Conectar ahora
Conéctate para seguir esto  

×